EAAAY NO OTORGA DISPONIBILIDAD DE SUS SERVICIOS A PLANES DE URBANIZACIÓN IRREGULARES

 

La Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Yopal, a través de su agente especial, Luz Amanda Camacho, ratifica su postura de no conceder las certificaciones de disponibilidad de los servicios de acueducto y alcantarillado a los proyectos de urbanización que se están desarrollando en las zonas de expansión de la ciudad de manera irregular.

Esta determinación se justifica en que el actual Plan de Ordenamiento Territorial, aprobado por el Concejo Municipal en el año 2015, incorporó áreas como zona de expansión urbana, sin tener en cuenta que hasta el momento no se contaba, ni se cuenta, con un plan maestro de alcantarillado sanitario, ni con la ampliación de las redes de distribución de agua potable para estos sectores.

La proliferación de proyectos de vivienda que no cumplen con los requisitos legales es una preocupación compartida con la administración municipal, debido a que es la EAAAY quien en última instancia debe asumir la operación y vinculación de nuevos usuarios a la prestación de los servicios de alcantarillado y acueducto. Estas obligaciones, en la mayoría de las veces regidas por instancias judiciales, someten a la empresa a asumir sobrecostos administrativos y operacionales que si no se atienden de oportunamente, pueden desembocar en graves desequilibrios financieros; pero más importante y fundamental aún, es que este desarrollo urbano descontrolado puede derivar en serias problemáticas de salud pública.

Un ejemplo de esta situación es la que viven actualmente los residentes de la ciudadela La Bendición, donde debido a la construcción no planificada de pozos sépticos, las aguas negras no tienen un manejo adecuado hacia una planta de tratamiento de aguas residuales, convirtiéndose en foco de contaminación e infección para sus habitantes. Así mismo, tampoco se garantiza a la totalidad de ciudadanos del sector la prestación del servicio de acueducto a través de un sistema de pozos profundos independiente.

Con este antecedente, la EAAAY manifiesta su voz de alerta por el desarrollo de un proyecto urbanístico de similares características conocido como La Nueva Jerusalén – La Castellana, al cual la Empresa no le ha emitido ningún concepto de disponibilidad de los servicios. De igual manera, hace un llamado a los promotores de vivienda para que desarrollen sus iniciativas acorde al marco institucional y legal para no comprometer el desarrollo ordenado y eficiente del municipio.